Tendencias

Ahorrar antes de gastar sí funciona

Se acerca el verano y todo huele a sol, arena y mar… pero si el propósito de año nuevo, de ahorrar para tomar vacaciones en esta temporada del año no funcionó o simplemente no arrancó, todavía es posible comenzar con este hábito con un plan real.

La nueva fórmula del 20 por ciento menos es una propuesta donde el ahorro está en función de lo que piensa la gente en cada etapa de su vida.

El economista Macario Schettino lo describe muy  bien en su libro “Economía en 1 día”, y afirma que está mal ahorrar un 10 por ciento o 15 por ciento de los ingresos porque la persona piensa de manera diferente según su edad.

Según este plan de ahorro, es a los 30 años cuando es buena idea tener este hábito y se recomienda que sea el 10 por ciento del sueldo. A los treintaitantos es época de ascenso en la que se hacen otras compras como un auto y empezar una familia. Cuando la persona pisa los 50 años lo ideal es ahorrar el 30 por ciento del ingreso, porque probablemente ya alcanzó el máximo de su sueldo y tiene cubierto otro tipo de presiones económicas.

Uno de los mitos que se echa por tierra es pensar que ahorrar es guardar lo que queda. Ahorrar en realidad, es guardar una parte del dinero antes de gastarlo. Para eso, sólo hay que separar una cantidad del ingreso, sea mucho o poco, antes de utilizarlo para cubrir los gastos. Si se siguen este plan es posible juntar casi un millón de pesos, a los 60 años y siendo constante en el hábito.

Al momento de ahorrar es importante que se tenga definido un propósito, de esa manera se facilita fijar la cantidad y el plan a seguir. Además, desde el  punto de vista financiero, algunos propósitos de ahorro son:

1.     Representa un colchón de seguridad, para situaciones no previstas como enfermedades, accidente, o alguna emergencia.

2.     Sirve para alcanzar una meta específica como pago de colegiatura, un auto nuevo, el viaje soñado, la fiesta de 15 años.

3.     A largo plazo, este tipo de ahorro está más enfocado a guardar dinero para vivir una vejez tranquila cuando los años de productividad laboral hayan quedado atrás.

Fuente: Compara Gurú, Condusef

 
Tags: