AnálisisEconomíaNoticias

¿Cómo invertir si se prolonga la crisis del Covid-19?

Mientras la economía real enfrenta un colapso de la oferta y la demanda agregada sin precedentes desde la Gran Depresión, los bancos centrales están haciendo lo que sea necesario (Mario Draghi dixit) para garantizar niveles adecuados de liquidez y el correcto funcionamiento del sistema financiero. 

En Estados Unidos, desde mediados de marzo, la Reserva Federal ha inyectado más de 6 billones de dólares mediante un programa heterodoxo de compra de activos. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, ha instado al Congreso a ampliar la magnitud de la política fiscal contra cíclica para compensar la caída del ingreso de los trabajadores y las empresas. La economía estadounidense registra un aumento de 30 millones de solicitudes iniciales de desempleo en las últimas seis semanas. 

En México, el status quo político exhibe una situación similar. El empresariado mexicano ha criticado la falta de una respuesta robusta de política fiscal contra cíclica a la recesión. En el primer trimestre del año, el PIB se contrajo 1.6% en relación al trimestre anterior. Se trata de la peor debacle desde crisis financiera de 2008-2009. A pesar de ello, la única respuesta significativa de política económica ha recaído en la política monetaria, un programa de inyección de liquidez y de garantías de crédito anunciado la semana pasada por el Banco de México. 

El consenso de analistas coincide en que la pauta para salir de la crisis la marcarán los médicos, no los economistas. Ésta no es una crisis tradicional de demanda agregada, de un impacto de oferta o de un desbalance del sistema financiero. El espectro de política económica trasciende a las herramientas tradicionales de respuesta a la crisis. 

Powell argumenta que permanece un alto grado de incertidumbre respecto a cuándo terminarán las medidas sanitarias de mitigación del SARS CoV-2. El Dr. Anthony Fauci, el funcionario al mando del control del Covid-19 en el gobierno de Estados Unidos, considera que, en un escenario optimista, una vacuna podría estar disponible hasta enero de 2021. 

En este contexto, la estrategia de inversión del Departamento de Análisis de Vector Casa de Bolsa se apega a principios conservadores mencionados al inicio de este artículo.

 
Tags: