Finanzas

Finanzas en pareja, tu propia receta financiera

Una relación de pareja es toda una chamba y para que funcione se tiene que llegar a acuerdos claros. Uno de los temas más sensibles, es el dinero. Así como puede traer mucha felicidad, también causa dolores de cabeza y muchos problemas.
 
Primero, debemos tener muy claro que cada pareja es distinta y que lo que le funciona a unos, no se acomoda en otros. Es decir, no hay una fórmula secreta de las finanzas en pareja, pero podemos darte una serie de ideas que les ayude a encontrar su propia receta financiera.
 
1. Agrega mucha comunicación

Una pareja exitosa, es una pareja que se sabe comunicar. Esto también aplica para el tema financiero. Siempre pregunta, todo. No des por hecho nada. Si algo no te parece, no te esperes a explotar.
 
Lo ideal es que se planeen citas donde únicamente hablen de dinero. Si pretenden resolverlo “sobre la marcha” u ocasionalmente entre mezclarlo en otros temas de la relación; nunca van a llegar a acuerdos claros.
 
2. Sean como el agua, transparentes

Ya que van a comenzar a planear, de entrada deben contar la verdad completa sobre su realidad financiera personal. ¿Cuánto ganan?, ¿tienen ahorros?, ¿medios alternos de ingreso?, ¿créditos?, ¿deudas?, ¿préstamos?, ¿Afores?, ¿Seguro social?. Todo.
 
También hablen de sus proyectos, tanto personales como de pareja. Establezcan prioridades, analicen si su realidad financiera permite costearlo y dividan el resultado en proyectos a corto, mediano y largo plazo.
 
3. Usen la dosis correcta de responsabilidad

Ya que tienen conocimiento sobre la situación financiera de su pareja, es momento de definir cómo van a organizar las obligaciones. Ya sea que se dividan los gastos o que todo se reúna en una bolsa comunitaria.
 
Esto les evitará problemas futuros, además es imprescindible que establezcan reglas para saber qué se puede esperar del otro y en caso de incumplir, que pueden exigir.
 
4. Utilicen productos financieros

Los expertos recomiendan mantener tarjetas de crédito, cuentas de cheques y cajas de ahorro que cada cual tenía, para conservar el historial crediticio individual. Esto será de ayuda para cuando necesiten disponer de algún crédito para financiar sus proyectos.

También es ideal plasmar los planes de gasto y ahorro en algún formato o aplicación. Así le podrán dar orden y seguimiento a su historial financiero.
 
 
5. Prueben la receta cada tanto
 
Esto funciona a prueba y error. Y no tanto porque los números no den, sino por el factor humano. No olvides que una relación es de dos, y el que ambos se sientan cómodos con el plan financiero es la receta del éxito.

La evaluación debe ser constante. Conforme pasa el tiempo las prioridades cambian y eso se verá reflejado en sus finanzas. Mantengan la constante retroalimentación y recuerden evaluar sus metas cada año.

 
Tags: