Economía

Debuta Rivian como el más grande.

El fabricante de automóviles y camionetas eléctricas, Rivian, debutó la semana pasada en Wall Street y se convirtió en la salida a bolsa más grande de una empresa norteamericana, desde Facebook.

Rivian alcanzó una capitalización de casi 100 mil millones de dólares y se presentó ya como un gigante de la industria y eso solo fue el primer día, pues las valoraciones pre-market apuntan todavía más alto. 

Todo esto sucede a pesar de que, en octubre, en la compañía solo había 156 unidades de su Rivian R1T. 

La empresa asegura tener capacidad para producir hasta 150 mil vehículos eléctricos anuales, pero todavía está lejos de alcanzar esta cifra. La startup de coches eléctricos fue fundada en 2009 por Robert Sacaringe, un joven multimillonario a quien la revista Forbes ya nombra como el nuevo rival de Elon Musk.

La compañía se fundó en 2009, pero no fue hasta 2018 cuando presentó sus primeros modelos prototipo en el Salón del Automóvil de Los Ángeles y todo mundo comenzó a hablar de ellos. 

Poco tiempo después, Rivian firmó una asociación con Amazon, que ordenó la compra de 100 mil camionetas para 2030 y se espera que posea alrededor del 19% de las acciones después de la transacción.

El fundador de la compañía, Scaringe, es doctor del MIT en ingeniería mecánica preocupado por desarrollar medios de transporte menos contaminantes.

“Necesitamos que el mundo comience a hacer la transición de un sistema basado en combustibles fósiles a un sistema basado en el almacenamiento de electrones”, dijo en una entrevista para la BBC de Londres. 

Con la valoración alcanzada en su salida a bolsa, Rivian ya es la segunda empresa norteamericana del motor, únicamente superada por Tesla. Aunque por el momento su participación en el mercado de vehículos eléctricos es pequeña en comparación con el 17 por ciento de mercado que tiene Tesla o el 12 por ciento que ostenta NIO, los expertos prevén que los números podrían crecer exponencialmente.

De acuerdo con El Financiero, los mayores inversionistas institucionales de Wall Street apuestan a que Rivian será el próximo gran actor de un sector dominado por Tesla.

Sin embargo, otros temen que la gran cantidad de acuerdos y cambios de políticas sobre los autos eléctricos han extendido el repunte similar a una burbuja más allá de las acciones de fabricación de automóviles.

 
Tags: