Noticias

Demanda a Riot Games, una victoria épica

En 2018, Riot Games recibió una demanda colectiva por sus trabajadoras, quienes acusaron a la empresa de discriminación de género.

Pero no fue hasta principios de este año cuando Kotaku, el blog especializado en videojuegos, publicó un reportaje en el que varias empleadas y exempleadas de Riot Games hablaron del ambiente sexista que rodea a la empresa responsable de League of Legends y todo explotó. 

Llegaron meses de protestas y denuncias masivas, por lo que finalmente la compañía accedió al pago de 100 millones de dólares como parte de un acuerdo para concluir con un proceso legal.

En la demanda, las mujeres acusaban a la compañía de premiar a los hombres con poco talento y degradar el trabajo de las mujeres.

En México solo 6.5% de los puestos en Consejos de Administración son ocupados por mujeres. A nivel mundial, ellas ocupan, en promedio, 16% de estas posiciones, de acuerdo con el estudio Mujeres en los Consejos de Administración (2019), publicado por Deloitte.

Es lo que se llama el “techo de cristal”, ese conjunto de normas no escritas que dificulta a las mujeres tener acceso a los puestos de alta dirección. 

En la demanda a Riot Games, Kristen Fuller, exproductora de streamings aseguró que se le pusieron constantes trabas a su trabajo.

“Es difícil poder hablar. He estado hablando y de repente otra persona empieza a hablar más alto cuando yo no paro. Un montón de hombres no toman un no por respuesta”, detalló. 

Los 100 millones de dólares que la empresa pagará para resolver una demanda colectiva aún están pendientes de aprobación por parte de la Corte para dar por concluida la demanda. 

De acuerdo con Reuters, el dinero se dividirá en 80 millones destinados a los miembros de la demanda colectiva, y 20 millones para gastos legales, como los honorarios de los abogados, y otros gastos en general que pudieron haber surgido del proceso. 

Pero además de la compensación económica, Riot Games accedió a que se monitoree la equidad en los pagos a sus empleados y los reportes internos por los próximos tres años.

“Éste es un gran día para las mujeres de Riot Games, y para las mujeres de todas las empresas de tecnología y videojuegos, que merecen un lugar de trabajo libre de acoso y discriminación”, expresó Genie Harrison, abogada de los demandantes, en un comunicado. 

Harrison señaló que valoran el esfuerzo de Riot para convertirse en una empresa más diversa e inclusiva y reconocen su voluntad de asumir la responsabilidad de su pasado y su compromiso con la justicia y la igualdad continuas en el futuro.

 
Tags: