ComercioEconomía

Drones, la revolución del e-commerce

La casa de análisis de mercados Nielsen IBOPE reveló que México evolucionó hasta dos años en comercio electrónico.

Pero el siguiente paso ya está aquí: Las entregas con drones.

Uno de los retos más importantes a los que se enfrentaron las empresas con el acelerado crecimiento de las ventas en línea fue la logística y los tiempos de entrega.

Todos queremos que lo que compramos llegue a casa lo más pronto posible. Incluso si tenemos que pagar más por un envío veloz, la mayoría no dudamos en hacerlo. Por eso, quienes ofrezcan los menores tiempos de respuesta en sus entregas, podrán liderar en su segmento de mercado.

¿Y qué puede ser más rápido que un paquete entregado por un dron?

En Islandia, la compañía Flytrex lleva desde el 2017 haciendo entregas de sushi con su propia flota de drones… en 4 minutos. Pero claro que hay letritas pequeñas: El comensal debe estar dentro de un radio de 3.2 kilómetros de distancia del restaurante, debe tener un lugar con suficiente espacio para que el dron realice la entrega y el pedido puede ser más pesado que 3  kilos.

Aún así, son unos pioneros.

En Estados Unidos UPS fue la primera en obtener la aprobación completa del gobierno para operar una aerolínea de entrega con drones, en octubre del 2019.

Luego, Alphabet’s Wing -de Google- se convirtió en la primera empresa en obtener la certificación para una operación de drones con un solo piloto. 

Amazon y Walmart también se unieron a esta veloz carrera. Incluso Uber Eats también está buscando que su servicio a domicilio sea a través de drones.

Pero poner drones en el aire no es nada fácil. 

Requiere numerosos procesos para la obtención de licencias para hacer pruebas, considerar la autonomía de los drones, el peso de carga máximo y las regulaciones aeroespaciales de cada país, para luego conseguir la autorización definitiva para operar.

Pero vale la pena. Y no solo por la economía, si no también por el medio ambiente.

Enviar un producto comprado en línea necesita mucha energía. De acuerdo a un estudio publicado en Los Angeles Times, todo el proceso que implica llevar un artículo a casa tiene un elevado costo ambiental.

El transporte representa el 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos, y los camiones de servicio mediano y pesado significan casi una cuarta parte de eso. Y los drones podrían ser una amistosa y rápida solución para eso, pues de acuerdo a un estudio publicado en Nature Communications, los drones pequeños tienen un impacto ambiental más bajo que los métodos de entrega terrestres. Incluso, son menores a los camiones diesel, los que funcionan con gas natural o las camionetas eléctricas. 

Pero las baterías de drones deben cargarse, y esa energía debe provenir de algún lado. Y ahí está otro reto: conectarse a fuentes de energía limpias. 

En México, la empresa de insumos médicos Sincronía Logística ya tiene en marcha un proyecto de distribución con drones.

Diego García, líder de excelencia en los negocios de Sincronía Logística, detalló en una entrevista para Imagen que el año pasado la empresa hizo la primera entrega en dron en el Estado de México. 

Definitivamente este 2021 las nuevas tecnologías serán las protagonistas de la nueva normalidad a la que ya nos estamos acostumbrando. Y los drones, seguramente serán parte de ella.

1
Tags: