Finanzas

Ejecutivos de finanzas perciben alto riesgo. ¿Crees que haya salida de capitales?

Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) dice que, si México pierde el grado de inversión, podría enfrentar la salida de capitales, con graves consecuencias para la economía. Hoy, subraya López Macari, lo que se necesita es inversión.

En entrevista con Forbes México, el representante de los directores de finanzas calificó el momento por el que pasa la economía mexicana como un periodo de transición que, desde el punto de vista económico, se sabía que iba a suceder, acompañado de una baja de la actividad económica y el crecimiento.

López Macari indicó que la entrada de un nuevo gobierno y la ejecución del presupuesto usualmente conlleva una curva de aprendizaje debido a que el nuevo gabinete enfrenta ciertos obstáculos para ejecutar proyectos, por la formación de equipos de trabajo así como por la elaboración de planes estratégicos.

Con lo que no contaban en el arranque de 2019, indicó el también presidente de la Comisión de Jóvenes Empresarios de COPARMEX, era con el desabasto de combustibles a principios de año, el bloqueo de las vías férreas en Michoacán y los paros laborales en Tamaulipas.

Aunado a esos eventos que afectaron el primer trimestre, mencionó, se agrega la falta de permisos de construcción en la CDMX y la baja en las calificaciones a Pemex, lo cual genera incertidumbre y falta de confianza de los inversionistas en el mercado mexicano.

Ante estas circunstancias, expresó, los ejecutivos en finanzas se han convertido en analistas de riesgo, debido a que cada vez más, en las empresas y en los organismos financieros se requiere evaluar el riesgo inherente en los proyectos en los que invierten o desinvierten. López Macri mencionó que en estos escenarios de contingencia o alto riesgo, los empresarios e inversionistas tienen que minimizar las posibilidades de que algo salga mal. Por eso, se mete el freno, se analizan más las cosas y se está más alerta a las amenazas externas. Lo mismo hace la competencia y por consecuencia todo el mercado se contrae, advierte.

En términos laborales, explica López Macari, “el primer mandato de los empresarios es disminuir el gasto, así que empiezan los recortes, incluidos los de personal; se eliminan o disminuyen a su nivel más bajo las inversiones en activos fijos, no se dan aumentos de sueldos o se dan lo más bajo que sea posible, se disminuye la capacitación”.

De acuerdo con el experto, México está en dicho escenario de contingencia desde octubre o noviembre de 2018, momentos en los que la inversión fija bruta comenzó a reducirse consistentemente. Y no parece que vaya a cambiar pronto.

En la medida que la incertidumbre se prolongue, observó, reactivar la economía se volverá cada vez más difícil, a tal grado que, “si se levantan los jugadores de la mesa, se van los capitales”.

López Macri advirtió que cuando hay fuga de capitales, lo que queda es un mercado especulativo, cortoplacista, al que los inversores entran y salen continuamente, lo cual se traduce en inestabilidad de mercado, tipo de cambio, tasa de interés, inflación, crecimiento y empleo.

Cuando eso sucede, asegura, otra vez se incrementa el riesgo de hacer negocios en México, la prima que piden los accionistas por su dinero se incrementa y aumenta el estrés para el financiero.

Sin embargo, en este preciso momento, indicó, el tema más importante no es la salida de capitales, sino la falta de inversión. Frente a este escenario, López Macari enumeró los tres principales riesgos que deberán ser atendidos: el primero, Pemex; el segundo, la calificación de soberano de México; y el tercero, la falta de certidumbre sobre la implementación de las políticas de la agenda del poder ejecutivo y el legislativo es el tercer riesgo.

 
Tags: