EconomíaNoticiasTendencias

El Armagedon de los Chips

Algunos les llaman “el petróleo de la nueva era”, porque aunque casi nunca los vemos, los chips de computadora son el alma que mantiene todos los productos digitales que nos rodean. 

Todo tiene chips. El problema es que se están acabando y no todos saben hacerlos. El asunto es que este problema se veía venir desde, cuando menos, mediados del año pasado.

Uno de los primeros avisos fue en julio del 2020, cuando los gamers se volvieron locos al escuchar las palabras que más terror les da: No hay GPUs.

En esa ocasión comenzaron una batalla por conseguir nuevas tarjetas gráficas, batalla que por cierto, aún no está terminada pues apenas a mediados de marzo la compañía Fierce PC sorprendió a sus clientes con un inusual anuncio desde su tienda online…

“Presentamos nuestra gama de sistemas, listos para que instale su propia tarjeta gráfica”

¿Qué? O sea, ¡no trae tarjeta! No, y el anuncio fue más devastador. 

“Esta gama de sistemas no se suministra con una tarjeta gráfica y sin este hardware no se iniciará. Les pedimos a los clientes que tengan esto en cuenta al realizar pedidos desde este rango”.

En esas mismas fechas, Apple tuvo que escalonar el lanzamiento de su iPhone y las últimas consolas Xbox y PlayStation no pudieron satisfacer la demanda.

Pero la escasez de tarjetas gráficas en el mundo no solo es un gran problema para los gamers, la renaciente industria automotriz también se ve seriamente afectada por esta crisis. 

Incluso apenas el 18 de marzo de este año, las compañías automotrices japonesas Honda y Toyota suspendieron de manera temporal la producción de autos en México, por falta de insumos, y Volkswagen de México anunció que frenaría la producción de los vehículos Taos y Tiguan.

Los automóviles nuevos a menudo incluyen más de 100 microprocesadores y los fabricantes simplemente no pueden obtenerlos todos.

Guido Vildozo, director de ventas de vehículos ligeros en América del Norte de IHS Markit, anticipó que en este rubro la crisis continuará hasta después del 2024.

Pero otro de los avisos de que esto de los chips podría convertirse en una especie de armagedón lo lanzó Geraldine Sundstrom.

En una entrevista para Bloomberg en junio del año pasado, la gestora de fondos en PIMCO señaló que ya desde ese entonces se esperaba un aumento de la demanda de semiconductores a nivel global. “Por ejemplo, pasar de una red de 4G a una de 5G aumenta los semiconductores en un 200-300%”, detalló.

Y con la extensión de la crisis sanitaria del Covid19, los pronósticos de Sundstrom se confirmaron, pues el confinamiento disparó una racha de compras de computadoras, tablets, celulares y, por supuesto, equipos médicos. 

Esto ha generado un problemón con las empresas que necesitan estos semiconductores para sus procesos de producción. 

El Covid19 expuso la importancia de los chips para el desarrollo de nuestras vidas. Y cómo algo tan pequeño puede tener consecuencias tan grandes.

 
Tags: