NoticiasTendencias

El cambio climático cuesta… y mucho

El planeta está en alerta roja.

Un histórico informe de la ONU sobre el cambio climático confirma lo que, en el fondo, todos sabemos, el cambio climático no es un problema del futuro, está aquí y ahora.

Y más allá de las cuestiones lógicas que implican la supervivencia en el único hogar habitable del que tenemos conciencia en el universo, el cambio climático trastoca muchos otros puntos importantes.

Uno de ellos, los seguros de vivienda.

Dada la crisis en la que vivimos, el seguro contra los cambios climáticos se ha convertido en un complemento “urgentemente necesario” para el seguro de vivienda estándar.

Tan es así, que apenas hace unos días un nuevo informe de Swiss Re, una de las mayores compañías de reaseguros del mundo detalló que se estima que el seguro de daños crecerá un 5.3% anual y que las primas de seguros mundiales aumentarán hasta los 1.3 billones de dólares en 2040.

Según el estudio Sigma de Swiss Re las catástrofes relacionadas con el clima serán probablemente más intensas y frecuentes.

El reporte asegura que está previsto que los riesgos relacionados con el clima induzcan un incremento del 22% de las primas globales de daños, hasta los 183 mil millones de dólares, a lo largo de los próximos 20 años.

Además, precisa que es muy probable que las catástrofes relacionadas con fenómenos meteorológicos se vuelvan tanto más intensas como más frecuentes.

En particular, en América Latina, el Swiss Re Institute prevé que las primas de automotor crezcan del 3% en 2020 al 4% en 2040.

En una entrevista para Univision Noticias, Thomas Holzheu, economista jefe de Swiss Re para las Américas dijo que la mayor parte de los costes añadidos pueden atribuirse a que “ponemos más cosas en el camino de la naturaleza”.

Por eso, recomendó que para combatir ese problema todos debemos cambiar. Hacer esfuerzos para mitigar el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos, así como la reducción de las emisiones de carbono mediante la producción de más energía de fuentes renovables, como la eólica y la solar.

“De lo contrario, si seguimos como hasta ahora, advirtió que el riesgo crecerá hasta que algunas propiedades en las zonas de mayor riesgo se vuelvan inasegurables”, insistió Holzheu.

 
Tags: