AnálisisEconomíaNoticias

El Covid-19 lo cambió todo para la Bolsa Mexicana de Valores

La rapidez con la que se está desenvolviendo la crisis de pánico en los mercados financieros por el impacto de la peor pandemia global en una generación no tiene precedentes. En un mes, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores ha perdido un quinto de su valor. 

Las medidas de aislamiento social implementadas a nivel global para contener el Covid-19 se han traducido en un congelamiento súbito de la oferta y la demanda agregada. JP Morgan estima que la economía de Estados Unidos, el destino del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas, se va a contraer 14 por ciento en el segundo trimestre del año. 

El virus cambió la narrativa de manera radical. Antes de la crisis sanitaria y de lo que hoy es descrito por el consenso de economistas como una recesión inminente, algunos de los corporativos de mayor peso en el Índice de Precios y Cotizaciones, se habían lanzado a la ofensiva. 

FEMSA, el conglomerado emblema de la clase industrial regiomontana, llegó a un acuerdo con socios de Waixe Sanitary Supply y North American Corporation para crear una nueva plataforma especializada en distribución de productos de limpieza y empaquetamiento. La firma mexicana invertirá 900 millones de dólares en la joint-venture

Banorte, el segundo banco con mayor volumen de crédito en el país, anunció recientemente un programa para recomprar el 1 por ciento de sus acciones en circulación.

Asimismo, Grupo Aeroportuario del Pacífico y Coca-Cola FEMSA comunicaron que planean proponer dividendos a sus consejos de administración, de 4.6 por ciento y 4.8 por ciento, respectivamente. 

Estos ejemplos ponen en perspectiva el colapso del optimismo de algunos conglomerados mexicanos que se enfrentan a la nueva normalidad económica de la pandemia. De acuerdo a datos del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés), desde que inició la crisis sanitaria del Covid-19, las economías emergentes registran salidas de capital cercanas a los 70 mil millones de dólares. 

El enfoque estratégico de las compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores ha transitado de considerar opciones de expansión a ejecutar medidas defensivas de emergencia.  

El Covid-19 no sólo ha transformado profundamente la cotidianidad del mundo, sino que también ha empujado a los ejecutivos de empresas mexicanas a repensar su posición financiera en tiempos turbulentos.

1
Tags: