Noticias

El cuento de hadas de Susan Arnold en Disney

Susan E. Arnold tiene 64 años, dos hijos, es abiertamente lesbiana y ahora también será la primera mujer que preside el consejo de administración de The Walt Disney Company.

“Susan es una ejecutiva increíblemente estimada y es imposible cuantificar cómo ha contribuido a la compañía con su rica experiencia, integridad inquebrantable y juicio experto, desde que entró en el Consejo en 2007”, señaló en un comunicado el ahora expresidente de la compañía, Robert A. Iger.

La directiva llegó al consejo de Disney en 2007 y desde el 2018 asumió su rol como principal directiva independiente.

En todo ese tiempo, Susan ha sido testigo de una de las mayores transformaciones de la empresa.

Desde la llegada de Robert Iger como presidente en 2005, Disney inició la construcción del gigante mediático. 

Durante su mandato, la compañía adquirió Pixar, Marvel, Lucasfilm y 21st Century Fox; inauguró el primer parque temático de Disney en China y se lanzaron películas como Frozen o Los Vengadores.

“Al asumir este nuevo cargo como presidenta de la junta, espero continuar sirviendo a los intereses a largo plazo de los accionistas de Disney y trabajando en estrecha colaboración con el consejero delegado, Bob Chapek”, declaró Susan en una entrevista para Bloomberg.

La nueva presidenta asume el cargo en un momento complejo para la compañía, pues en los últimos años, los mercados financieros han sido testigos de un ‘sorpasso’ histórico: Netflix los adelantó en capitalización bursátil.

Pero Susan tiene las herramientas para hacerlo, pues ha sido nombrada en reiteradas ocasiones como una de las más poderosas e influyentes en los negocios y también es conocida por su trabajo para promover la equidad de las mujeres en el mundo empresarial. 

Pero quizá lo que más la distingue es su sentido común.

En una entrevista para The Wall Street Journal en 2005, la directiva contó que en una ocasión hizo el experimento vivir dos semanas, junto con su equipo, con un presupuesto de 120 dólares.

La intención era entender el proceso de decisión de los compradores con una billetera ajustada. 

“Puedes perder contacto con la realidad y buscamos que eso no nos suceda”, dijo.

Disney Company está valorada en 271 mil millones de dólares.

 
Tags: