ComercioEconomíaFinanzas

El dólar: de perdedor a superhéroe

La moneda estadounidense le ha dado un plot twist a la historia al pasar del gran perdedor a un potencial “súper dólar”.

Y es que a finales de diciembre del año pasado, el índice del billete cayó por primera vez por debajo de 90 desde la primavera de 2018. 

Eso fue suficiente para que la mayoría de los expertos lanzaran catastróficos pronósticos sobre su eventual caída. Incluso el reconocido corredor de bolsa, Peter Schiff, aseguró que ese era solo el principio de un enorme desplome en el 2021. 

En su podcast, Schiff auguró que el dólar llegaría a la legendaria cifra de 71,58, la más baja de todos los tiempos.

Todas las apuestas se fueron en su contra.

Pero el dólar parece ser ese personaje de película gringa que se sobrepone a todas las adversidades a pesar de tener al mundo en su contra.

Apenas la semana pasada, la moneda estadounidense subió en bloque en el exterior contra todo: avanzó 0,3% contra el peso mexicano; 1,4% en Brasil; 0,6% en Chile; 0,4% contra la libra; 0,2% contra el euro y 0,1% contra el yen. 

En lo que va de este año, el billete verde acumula una subida del 4,7%. 

Ganando como siempre. 

Sin embargo, los expertos se niegan a perder e insisten en que Wall Street no es una película de Hollywood y el dólar no es el único protagonista.

Por eso ahora dicen que, aunque no hubo tal desplome, esta privilegiada posición del billete verde es sólo temporal. 

Durante el Foro de Mercados Globales de Reuters los expertos explicaron que el repunte del dólar se mitigará en los próximos meses, porque la extraordinaria política monetaria de la Fed no resultará en una inflación sostenida.

Stephen Roach, profesor de la Universidad de Yale y expresidente del banco de inversión Morgan Stanley en Asia, dijo a BBC Mundo que el desplome del dólar es inminente y que podría caer más de 35% hacia fines de este año.

Pero al parecer, los únicos que piensan eso son los que apostaron en contra, porque otros economistas aseguran que, si bien la divisa estará un poco débil este año, en ningún caso hay que esperar un desplome.

Al final, en esta batalla de declaraciones como siempre, el tiempo será quien diga quién gana y quién pierde.

 
Tags: