Tendencias

Evita la “cuesta” de verano

Llega el verano y con él se nos viene a la mente el sol, calor, arena, mar, días de descanso, y todo lo que te puedas seguir imaginando… y obviamente todo eso cuesta. Pero, ¿qué pasaría si te decimos que si llevas el control de tu dinero, puedes lograr la mezcla perfecta en tus vacaciones?

La temporada de verano en México se extiende hasta septiembre, y seguramente ya te preparaste para vacacionar fuera de la ciudad con amigos, familia o vecinos; Sin embargo, algo importante del cual no te puedes olvidar es que las finanzas no vacacionan ningún día del año. Por eso, aun lo que más quieras hacer en tus vacaciones es aprovechar la vida de la mejor manera, es esencial que tomes el control de tu dinero con un presupuesto adecuado.

A todos nos ha pasado que después de las vacaciones nos damos cuenta que gastamos de más, y usamos la tarjeta de crédito o pedimos prestado para seguir unos días más con la diversión, es decir, que por una mala administración tendremos que enfrentar la ‘cuesta de verano’.

Los números no mienten y para muestra están los resultados que arrojó la encuesta de Barómetro Internacional de Verano de Ferratum, en los cuales  México resultó ser uno de los países que más desembolsan en el verano: los mexicanos destinan el 60 por ciento de su salario mensual a gastar para vacacionar.

Las familias mexicanas ocuparon el cuarto lugar a nivel mundial, quedando atrás sólo de Noruega, Letonia y Croacia.

Para que tengas una idea, 4 de cada 10 mexicanos gastan aproximadamente cuatro mil pesos; un 6 por ciento desembolsa entre 16 mil a 20 mil pesos y el 1 por ciento más de 40 mil pesos.

Recuerda que en agosto viene el regreso a clases y, si tienes hijos, es otro desembolso que debes considerar dentro del presupuesto, para que la cuesta de verano no te cueste más.

Para que eso no te ocurra al volver a la realidad, la Condusef compartió la siguiente guía:

  1. Ajusta tus actividades a un presupuesto
  2. Si usas algún financiamiento asegúrate que lo podrás pagar
  3. Nunca pierdas de vista tu plástico al hacer pagos
  4. Reporta robos o extravío del plástico para que no hagan mal uso de él
  5. Evita comisiones y retira dinero de un cajero automático del mismo banco
  6. Cuidado al usar el cajero automático, revisa que no haya artefactos extraños en la ranura
  7. Sé prudente y en cuenta los próximos compromisos financieros.

Todavía quedan algunos días del verano, te invitamos a seguir estos sencillos pasos para pasarla bien, con tranquilidad financiera.

¡Nos encantaría conocer tus planes para cuidar tus finanzas en tus vacaciones!

Fuentes:

Condusef, Ferratum México, El Observador