Análisis

La apuesta verde

Un reciente informe de Bloomberg NEF, que analiza las tendencias de inversión en la transición energética mundial, mostró que la energía solar fotovoltaica encabezó las inversiones globales a lo largo de 2020.

Creció un 12% respecto a 2019 pese a la desaceleración económica inducida por la Covid-19. 

De acuerdo al informe, en conjunto, la inversión en renovables superó los 300 mil  millones de dólares.

Además, de acuerdo con el analista del Financial Times, Michael Makenzie, los fondos que invierten en compañías de energías limpias triplican su valor y se convierten en los productos de Bolsa que más ganan.

Pero a pesar de lo halagador de los números, lo más importante no es eso. 

El 2019 fue el segundo año más caliente desde que existen registros. El primero fue 2016. 

En general, la temperatura media de los últimos cinco años ha sido aproximadamente 1,2 grados superior al nivel preindustrial, según el servicio de cambio climático de Copernicus (C3S). 

Y 1,2 grados parece poco, pero créanme, no lo es.

En el último informe del IPCC cerca de 100 científicos analizaron qué impacto tendría en el planeta si el calentamiento global alcanzara el techo de 1,5 grados y las conclusiones son claras: nos quedamos sin planeta.

Por eso, la urgencia de que la inversión en energías renovables sea un tema no solo de negocios si no de supervivencia.

Aunque si hablamos de negocios verdaderamente rentables en el futuro, las energías renovables y más concretamente la energía solar, son nuestro foco.

Tan sólo en México, se espera que para 2032 las energías renovables puedan  generar un impacto económico de 29 mil millones de dólares en el PIB, además de los beneficios asociados a temas fundamentales como el cambio climático y la conservación de ecosistemas, de acuerdo con Jorge de Lara.

Para el director general y vicepresidente GCS, quienes tienen una gran oportunidad en este rubro son las PYMES.

“Un factor que juega a favor de las Pymes para su crecimiento dentro de la industria de las energías renovables es que al tratarse, en su mayoría, de empresas locales o nacionales, cuentan con un mejor entendimiento de las necesidades del entorno en el que se desarrollan”, detalló en entrevista para Expansión.

 
Tags: