AnálisisEconomía

La obesidad en México no es solo un problema de salud

Lo sabemos todos: México tiene un grave problema de obesidad.

Según el reporte “La pesada carga de la obesidad”, el país tiene una de las tasas más altas de
obesidad en el mundo, pues uno de cada tres personas adultas es obesa.

Eso representa un impacto socioeconómico de proporciones monumentales, ya que significa una
reducción del 5.3% del Producto Interno Bruto, indica la Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económicos (OCDE), autora del informe.

¿Y cuánto es el 5.3% del PIB? Un billón 200 mil millones de pesos. Sí, una cifra estratosférica.

De acuerdo con el organismo internacional, la obesidad tiene el mayor impacto económico de las
52 economías que analiza su estudio.

Los costos económicos se ven reflejados en gastos en salud, dado que las personas obesas
requieren más atención médica y dejar de trabajar más seguido.

La OCDE mencionó que el gobierno mexicano ha implementado varias medidas para combatir este
problema. Una de ellas, enumeró, es la implementación de un etiquetado frontal a los alimentos;
sin embargo, enfatizó que se requieren acciones multidimensionales, que van desde programas de educación y prevención, hasta un alza en impuestos.

“Es necesario hacer más”, indicó Judith Senyacen, coordinadora de salud del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), quien fue consultada por El Heraldo de México.

La OCDE también reportó que México está entre los países más obesos a nivel infantil. Refirió que los niños y niñas que padecen esta enfermedad, tienen un menor rendimiento escolar y probabilidades de obtener buenas notas.

Fátima Masse, coordinadora de proyectos del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), dijo que “México no se puede dar el lujo de pensar este problema con alfileres, tiene que implementar acciones urgentes”.

En 1996 el porcentaje de obesos era de 15.4%, en 2006 subió a 19.1% hasta llegar a la fecha del
último dato disponible en 2016, el cuál subió a 23.2%.

La situación a futuro para los niños y adolescentes de entre 5 y 19 años, tampoco pinta muy
bien, ya que existe una tasa de obesos y preobesos que alcanza un 41.8% en Estados Unidos y un
30% en México, el cuál está entre los países más obesos ocupando el sitio 49 entre 52 economías
según la OCDE.

Otro dato que hay que tomar muy en cuenta, es que la obesidad absorbe 8.9% del gasto en salud y reduce en 2.4 millones de trabajadores de tiempo completo.

Los autores calculan que la esperanza de vida en nuestro país se redujo 4.2 años gracias al sobrepeso.

 
Tags: