AnálisisComercioEconomía

La vacuna que podría “curar” a la economía global

“No creo que el mercado esté listo para empezar a subir de nuevo hasta que los resultados de la elección queden determinados o hasta que tengamos una vacuna”. Las palabras de Byron Wein, vicepresidente de Blackstone, resumen lo que prácticamente todos están pensando en Wall Street: el regreso a la normalidad financiera y económica depende, en última instancia, de la disponibilidad generalizada de una vacuna que neutraliza el virus que produce el Covid-19.

John Authers, comentarista veterano de mercados para Bloomberg, refiere que los agentes económicos están siendo demasiado complacientes con la idea de que la vacuna llegará más temprano que tarde. Éste sería el hilo conductor de la narrativa de un mercado accionario alcista en el contexto de una pandemia que comienza a registrar nuevos brotes en países que aparentaban tener el número de contagios bajo control. 

En ese sentido, el sentimiento del mercado podría estar basado en el argumento de que hay al menos una decena de desarrollos de vacunas que se ubican en la tercer y última fase de prueba.

Éste es el caso de la vacuna desarrollada por Moderna, la compañía farmacéutica estadounidense que, a pesar de haber recibido sumas millonarias de financiamiento público para el desarrollo de medicamentos, nunca ha lanzado un producto al mercado. Los mercados apuestan por un escenario en el que la vacuna contra el Covid-19 será el primer éxito concreto de esta compañía. 

A finales de septiembre, The New England Journal of Medicine publicó un estudio inicial sobre los resultados de esta vacuna y encontró que produce anticuerpos neutralizantes en adultos mayores similares a los observados en adultos mayores. Además, se concluyó que la vacuna cuenta con características que permiten etiquetarla como segura. 

La Dra. Evan Anderson, investigadora de la Universidad de Emory en Atlanta, le dijo a Reuters que los hallazgos son tranquilizantes porque la inmunidad tiende a debilitarse con la edad.

El desarrollo de esta vacuna se encuentra en fase III, lo que implica que se llevará a cabo una verificación a gran escala en la que se aplicarán dosis a gran escala antes de buscar la autorización final de las autoridades sanitarias.

Moderna forma parte de un programa de la administración de Donald Trump que ofrece facilidades regulatorias y financiamiento a las firmas farmacéuticas que están desarrollando una vacuna contra el Covid-19.  

Fuente: VectorAnálisis
Redacción: Staff e-Vector

 
Tags: