Economía

El mercado mexicano ha visto mejores tiempos

El miércoles 14 de agosto, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores registró su menor nivel en cinco años: 38,650 puntos.

El principal indicador del mercado bursátil de México perdió 2.09% en una jornada marcada por caídas globales masivas. El S&P 500 perdió casi el 3% de su valor y los inversionistas buscaron refugio en activos de seguridad. El bono del Tesoro a treinta años alcanzó su menor tasa de rendimiento en la historia.

Priya Misra, estratega global en jefe de renta fija, sugiere que este episodio de volatilidad se debe a un sentimiento mundial de aversión al riesgo, que está basado en una alta y creciente probabilidad de un escenario de recesión. Desde su punto de vista, el mercado ha tomado nota de la inversión de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro a dos años y los títulos de renta fija soberana estadounidense que vencen en diez años.

Este fenómeno de inversión de la curva de rendimiento ha precedido las últimas siete recesiones en Estados Unidos. Algunos analistas consideran que la percepción de debilidad económica podría convertirse en una profecía auto cumplida.

La demanda por bonos con el mayor grado de inversión es tal, que existen más de 15 billones de dólares en activos de renta fija con una tasa de rendimiento negativa.

El estratega de mercado en jefe de Longview Economics, Chris Watling, argumenta que hay razones para creer que hay una burbuja en el mercado de bonos con calificación AAA. Su hipótesis se basa en cuatro premisas clásicas para identificar una burbuja: la inflación en estos activos está alimentada por dinero barato, el ascenso de esta tendencia coincide con un aumento considerable en los niveles de deuda pública y privada, la valuación del activo en relación a sus fundamentales se vuelve considerablemente cara y siempre existe una narrativa para justificar la
burbuja. Según Watling, todos estos elementos están presentes en este mercado.

Sin embargo, eso no quiere decir que la desaceleración económica es un artificio. El deterioro del sector industrial es un fenómeno global. Raoul Pal, cofundador de Real Vision, apunta que, con la excepción de Estados Unidos, todos los índices PMI de las economías de ingreso medio alto se encuentran en recesión.

Es verdad, el sector secundario de la economía estadounidense se ha mantenido en zona de expansión, por arriba de los cincuenta puntos en el índice PMI. No obstante, este indicador se ha desacelerado de manera considerable: ha perdido nueve puntos (16%) desde septiembre del año
pasado.

Éstas son malas noticias para México, que envía más del 80% de sus exportaciones al mercado estadounidense. Además, el clima de aversión al riesgo lo pone en una situación crítica. Por su alta liquidez, los activos mexicanos son un proxy para otra clase de activos de economías emergentes, particularmente de instrumentos financieros en América Latina, la región que reúne a las dos economías con el mayor riesgo país del mundo, Venezuela y Argentina.

 
Tags: