AnálisisEconomíaNoticias

OMA y el sector aeroportuario mexicano son la clave para entender cómo va la recuperación

Los datos confirman el grave deterioro de la economía mexicana: en abril, la producción industrial se contrajo 25% en relación al mes previo, de acuerdo a cifras del INEGI; el ingreso laboral real, medido con la metodología del Coneval, colapsó 15%; y el porcentaje de la población con ingresos laborales inferiores a la línea de pobreza extrema en zonas urbanas escaló de 39 por ciento a 53.8%. 

Estas cifras muestran el rostro más vulnerable de una recesión que, de acuerdo al consenso de analistas encuestado por Banco de México, proyecta una contracción de 8.8% del producto interno bruto nacional para el 2020. 

El caso puede ser analizado a través de la perspectiva de OMA, que registró un descenso del tráfico de pasajeros del orden del 93% en mayo. La compañía ha perdido el 30% de su valor de capitalización de mercado en lo que va del año. No es una cifra alentadora, pero el escenario pudo ser peor: las acciones de OMA presentaban un rendimiento YTD de -54% en los últimos días de marzo. La firma logró capturar la recuperación subsecuente de los mercados accionarios globales, incluido el mexicano (el valor del IPC ha crecido alrededor de  9.3% desde su punto más bajo del año). 

Sin embargo, este rally fue interrumpido el jueves, en medio de una jornada global de cifras rojas en la que los pronósticos pesimistas de la Reserva Federal en relación al desempeño de la actividad económica en el mediano plazo forzaron un golpe de realidad sobre los inversionistas. El argumento central del consenso de analistas es que el mercado estaba valuando las acciones en función de un escenario en el que el Covid-19 había sido superado. Los datos sanitarios que advierten una nueva ola de contagio en Estados Unidos probaron ser fatales para esta hipótesis. 

OMA y el sector aeroportuario mexicano, que depende en gran medida de la reactivación del turismo internacional, representan un proxy para medir la intensidad en la que la actividad económica será restaurada conforme las autoridades sanitarias en México y en el mundo permitan al sector privado reanudar operaciones. 

Fuente: VectorAnálisis
Redacción: Staff e-Vector

 
Tags: