NoticiasTendencias

“Pausan” vacuna por efectos secundarios

Hace apenas unos días, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), principales autoridades sanitarias de Estados Unidos, recomendaron una “pausa” en el uso de este fármaco.

¿La razón? El creciente temor a que sea causante de coágulos sanguíneos.

Aunque por el momento solo se han registrado seis de coágulos sanguíneos poco comunes en pacientes que recibieron la inyección, tanto la FDA como los del CDC están evaluando la “importancia potencial” de éstos.

La intención de esta pausa es que los proveedores de atención médica puedan obtener “el tratamiento único requerido contra este tipo de coágulo de sangre”.

Porque además, de acuerdo con los expertos, las afecciones que se reportaron fueron calificadas como “muy inusuales”.

Primero, por su localización, ya que afectan las venas cerebrales y el mayor de los problemas es que estas patologías se presentan a la par con una caída del nivel de plaquetas sanguíneas. Eso quiere decir que, además de los coágulos sanguíneos, el paciente podría sufrir hemorragias.

Las autoridades de salud han alertado a quienes recibieron esta vacuna a que estén pendientes durante las tres semanas siguientes del día que se la aplicaron.

Monitorear cualquier síntoma que pudiera indicar que existe una reacción adversa.

Los CDC dieron una lista de los más comunes, entre los que destaca: 

-Dolor de cabeza intenso

-Dolor abdominal

-Dolor en las piernas

-Dificultad para respirar

Las autoridades fueron muy claras al referir que si ya pasaron tres semanas de que una persona recibió la vacuna de Johnson & Johnson y no ha tenido síntomas adversos, es poco probable que se presente ya una reacción negativa a la vacuna.

En respuesta, Aran Maree, jefe médico de farmacéuticos de Johnson & Johnson, afirmó en una entrevista para CNN que el balance riesgo contra beneficio es positivo.

 
Tags: