Economía

¿Tarjetazo para Semana Santa?

Quizás la cuesta de enero se alargó un par de meses más y estés considerando usar tu tarjeta de crédito para estas vacaciones primaverales.

Primero que nada, toma un respiro. ¿Realmente necesitas hacer un gasto que requiera usar dinero que te tomará meses pagar para tomarte un merecido descanso en este periodo vacacional?

Podría ser que no, pero digamos que decides sí hacerlo.

Para aminorar el golpe, te recomendamos seguir estos tres consejos:

1. Antes de pasar la tarjeta, hay que hacer un presupuesto.

El primer paso es entender que harás un cambio en tu ritmo normal de gasto, lo que desequilibrará tus finanzas. Por eso, requerirás hacer un plan para reorganizar tus recursos y así evitar que los intereses hagan crecer tu deuda; o todavía peor, que manchen tu historial en el Buró de Crédito. Presupuestar es esencial. Si lo haces ya estarás del otro lado.

2. Moderar el uso de la tarjeta de crédito.

Una vez utilizada la tarjeta habrá que establecer -o más bien, reestablecer- prioridades. Dado que los recursos no son ilimitados y ya decidiste destinar parte de tus ingresos a tus vacaciones, evitar consumos que incrementen tu adeudo es fundamental.

3. Mantener una pista de los gastos ‘hormiga’.

Sí, estos también son parte del presupuesto. Aunque es normal que decidamos dejar pasar pequeños gastos como el café o la comida diaria, si haces la suma te darás cuenta que, al final, se acumulan. Pero no te preocupes. Estos pequeños gastos son los menos difíciles de evitar, solo tendrás que hacer pequeños cambios a tus hábitos regulares. Mientras te repones de la deuda, intenta llevar comida de casa al trabajo o busca un café más económico. ¿Quien sabe? ¡Quizás este hábito se quede hasta después de saldar tu deuda!

Al final, todo se trata de responsabilidad financiera.

Nunca cae mal reconocer que las tarjetas de crédito pueden hacer que caigamos en adeudos que pueden tomar muchísimo tiempo en pagar y que, al final, estos podrían terminar siendo más costosos que unas buenas vacaciones de Semana Santa; sin embargo, también cae bien saber que las tarjetas de crédito son herramientas maravillosas que, si las utilizamos con prudencia, nos permiten administrar nuestros gastos de manera eficiente.

¡Felices vacaciones!

 
Tags: