NoticiasTendencias

Roaring kitty, rich kitty

Todos recordamos el escándalo que se armó cuando los Wall Street Bets se juntaron en un subreddit e inflaron el valor de GameStop para poner en aprietos al establishment. 

Sin embargo, también sabemos que los tiburones nunca pierden y por lo pronto ya cobraron su primera víctima: gatito rugiente.

El youtuber Keith Hill enfrenta una demanda colectiva por manipular el mercado de valores para obtener ganancias.

De acuerdo con Bloomberg, la firma Hagens Berman Sobol Shapiro presentó una demanda en un Tribunal Federal de Massachusetts en la que acusa a Hill de mentir al presentarse como un inversionista aficionado, puesto que posee una licencia de analista financiero registrado y una de director de valores y gestión de supervisión.

Roaring kitty, como se le conoce en YouTube, es señalado de engañar a inversores minoristas para que compraran acciones infladas mientras escondía su sofisticado historial financiero.

La acusación señala que Hill se presentó como una especie de Robin Hood que puso a los profesionales de valores como villanos.

Sin embargo, en su testimonio del pasado 18 de febrero ante un comité del Congreso, el Roaring Kitty aseguró que las acusaciones en su contra son ridículas.

“Fui muy claro al exponer que mi canal tenía solo propósitos educativos y que mi estilo agresivo de inversión probablemente no fuera adecuado para la mayoría de personas que miran el canal”, detalló.

Hill, quien también usa el sobrenombre de DeepFuckingValue en Reddit, fue identificado como un analista financiero e inversor estadounidense de 34 años conocido por sus publicaciones en el subgrupo de Reddit #wallstreetbets.

No es un inversor amateur y está lejos de ser un Robin Hood, detallan los demandantes.

De acuerdo al reporte de Bloomberg, Hill tiene licencia de broker y está especializado en el análisis del mercado de acciones.

Los análisis de las acciones de GameStop que publicó en su canal de Youtube y Reddit fueron citados como la chispa que encendió la locura bursátil a principios de este año.

Pero el Roaring kitty insiste en que él no ofrece consejos personales de inversión ni recomendaciones bursátiles en sus transmisiones. 

“No soy un agitador con intenciones de atacar al sistema, sino alguien que cree que los inversores pueden encontrar valor en acciones no deseadas”, remarcó en la entrevista con Bloomberg.

Incluso, detalló que el año pasado murió una de sus hermanas y que las millonarias ganancias que obtuvo le servirán para ayudar a su familia en momentos tan dolorosos.

Sin embargo, a Hill se le acusa de utilizar las redes sociales para impulsar las acciones de GameStop desde los 20 dólares que valían a principios de enero a más de 400 dólares a los que llegó a cotizarse en apenas dos semanas.

Esto, dicen, violó las leyes de seguridad contra la manipulación del mercado, según la demanda presentada por Christian Lovin, un residente del estado de Washington que compró acciones de GameStop.

En su defensa, Hill insistió en que utilizó información de acceso público para determinar que GameStop estaba infravalorada y que compartió esta opinión con un “diminuto” grupo de seguidores en redes sociales.

“Explicaba por qué me parecía atractiva la inversión en GameStop como haría en conversaciones de bar entre amigos”, alegó.

Pero ese bar parecía estar más lleno de lo que supuestamente imaginaba y por lo pronto HBO, MGM y Netflix producirán películas sobre el escándalo de GameStop, Reddit y Wall Street.

 
Tags: