Noticias

Semana laboral de cuatro días, el gran experimento en Reino Unido

Más horas no significan más trabajo. Esto es una lección que prácticamente hemos aprendido todos a la mala cuando nuestro jefe nos pide estar en la oficina “porque sí” y cumplir con las famosas “horas nalgas”. 

Lo bueno es que poco a poco se está fraguando una revolución que pretende cambiar el modelo centenario de las 40 horas semanales de trabajo. Para pasar de la teoría a la práctica, Reino Unido comenzó este 6 de junio el experimento más grande hasta el momento de la semana laboral de cuatro días.

Se trata de un grupo de 70 empresas que en conjunto representan a más de 3,300 trabajadores. Durante los siguientes seis meses reducirán en un 20 por ciento sus horas laborales (es decir, no irán un día de la semana a la oficina). La idea es que al final de este periodo se saquen cuentas y se determine qué tan productivos fueron.

Existen varias teorías. Obviamente están los pesimistas que dicen que la gente va a trabajar menos, la producción va a caer, los ingresos se van a desplomar y los salarios tendrán que ser recortados.

Sin embargo, cada vez hay más analistas que argumentan lo contrario. El llamado síndrome de desgaste profesional, coloquialmente conocido como ‘burnout’, se ha convertido en el sello de las nuevas generaciones, especialmente los millennials. Este fenómeno ocurre cuando las personas trabajan tanto tiempo y son presionadas de tal modo que comienzan a tener dolores musculares, trastornos del sueño, cansancio crónico y hasta náuseas. Lo peor es que también permea en el ámbito emocional y se sienten irritables, tensas y desmotivadas.

En términos económicos, esto representa un riesgo para las compañías ya que los trabajadores no rinden lo mismo y pueden llegar a renunciar, lo que eleva la rotación de personal y sus respectivos gastos. Reducir la carga de horas podría mejorar la concentración de las personas quienes tendrían más tiempo para descansar y para sus actividades personales.

La semana laboral de cuatro días no es la única idea para reemplazar al esquema actual. Hace un par de años, en plena pandemia, Carlos Slim dio a conocer su plan para las nuevas generaciones: jornadas de 11 horas de trabajo, pero sólo tres días a la semana. Al final, la reducción de tiempo es casi la misma, pero con mucho más intensidad… ¿con cuál modelo te quedas tú?

 
Tags: