Noticias

Tencent Holdings Ltd, entre acciones y adicciones

En 2017, Tencent Holdings tuvo que salir a establecer un límite diario a los usuarios más jóvenes de su juego Honor of Kings.

La reacción de la compañía líder en ingresos en el mercado de los videojuegos mundial se debió a una marejada de quejas por el grado de adicción que estaba creando en los niños de China.

Con todo y eso, en 2020 Honor of Kings superó los 100 millones de usuarios activos diarios, según el grupo Tencent.

En enero de este año, el Centro pekinés de Ayuda Jurídica y de Investigación de la Infancia presentó una acción judicial ante un tribunal de Pekín en contra de la empresa de videojuegos. 

¿La acusación?

Hacer que los menores se vuelvan “adictos”.

La ONG señaló que la edad mínima recomendada para jugar a Honor of Kings (que es de 12 años) es demasiado baja en vista de la naturaleza del juego “que rebosa contenidos pornográficos, violentos y vulgares”.

Esta semana, Tencent Holdings Ltd. lideró una caída bursátil después de que el Economic Information Daily denunció en un editorial que el juego era el “opio espiritual” de los videojuegos.

“Ninguna industria o deporte debería prosperar erradicando a toda una generación”, decía el artículo, citando a un académico de una institución estatal.

La campaña de Pekín para controlar su gigantesca industria de internet ha sido un calvario que ha llevado a los nerviosos inversionistas a reflexionar sobre las ramificaciones que pueda dejar a largo plazo, lo que ellos consideran una represión contra las empresas.

Los mercados temen que el Gobierno Xi haya abierto un nuevo ‘frente de batalla’ con la industria de los videojuegos. 

En el artículo también citó a un estudiante que dijo que algunos compañeros de escuela jugaban Honor of Kings ocho horas al día y pidió controles más estrictos sobre el tiempo dedicado. 

“La elección de la palabra opio espiritual es especialmente dura, sería sorprendente que los reguladores no hicieran nada al respecto”, dijo Ke Yan, analista de DZT Research en Singapur.

Aunque el enlace en línea a la publicación fue retirado horas más tarde sin explicación, el artículo permanece en la versión impresa.

 
Tags: