ComercioEconomíaNoticias

Un peso más al IEPS

Los legisladores del partido que representa la presidencia, podrían agregar un peso más al IEPS. Sí, incrementar un peso al costo del tabaco, los refrescos y el alcohol.

La iniciativa plantea incrementar el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) para ayudar al sistema de salud con los gastos para combatir el tabaquismo, el alcoholismo y la diabetes.

Según la propuesta, agregar un peso a estos productos incrementará la recaudación de 72 mil millones de pesos a 206 mil 50 millones de pesos. 

Hay que considerar que esto sucede en el contexto de la pandemia, con un sector salud que necesita más recursos para atender la crisis y con los ingresos tributarios en la cuerda floja por las consecuencias del paro económico. En abril, la Secretaria de Hacienda registró una caída de 7.6% de la recaudación fiscal respecto al mismo mes del año pasado.

Regresando en el tiempo, en 2014 el IEPS se convirtió en una obligación fiscal que impactó a empresas y personas. Y como consecuencia, trajo resultados negativos para la industria refresquera. 

El impuesto subió el costo de los productos entre un 12 y 14%, que provocó una caída en las ventas, principalmente en los refrescos de cola y de sabores. Esto según las principales embotelladoras en México: Arca Continental (BMV:AC) y Coca-Cola Femsa (BMV: KOF; NYSE: KOF). 

Si esta reforma a la ley avanza podría representar un inconveniente para la industria refresquera, porque además de lidiar con los daños de la crisis económica, tendría que soportar este nuevo peso.

Para ambas embotelladoras, México representa un gran mercado. En el caso de Arca Continental, su volumen de ventas es del 15%, mientras que para Coca-Cola Femsa es del 50%. 

Se calcula que este impuesto impactaría a alrededor del 80% de sus refrescos, y al 75% de sus aguas saborizadas. Por ello, prevemos que las empresas acelerarán la modificación de sus fórmulas para disminuir la cantidad de calorías que contienen sus bebidas. Y así esquivar el nuevo peso fiscal.

 En general, el panorama es positivo, y continúa siendo una opción atractiva de inversión con perfil patrimonial. En general su comportamiento ha sido anti-cíclico (defensivo y de “refugio” de valor), generación de flujo efectivo, bajos niveles de apalancamiento y pagos de dividendos recurrentes.

Pero no podemos omitir el riesgo regulatorio que pesa sobre la industria refresquera, tanto en el sector salud como en el fiscal. Por lo tanto, la volatilidad en la industria no se descarta.

Fuente: VectorAnálisis
Redacción: Staff e-Vector

1
Tags: