NoticiasTendencias

Volver o no volver, esa es la cuestión

“Si puedes ir a un restaurante en Nueva York, puedes venir a la oficina y te queremos en la oficina”.

La contundente frase es del director ejecutivo del banco Morgan Stanley, James Gorman, hace apenas unos días.

Sin embargo, parece que las tendencias están en contra de la rígida postura de Stanley, pues de acuerdo con Wall Street Journal las torres de oficinas están lejos de recuperarse económicamente.

De acuerdo con Kastle Systems solo un 31% de los trabajadores de oficina han regresado a los espacios de trabajo que ocupaban antes de la pandemia de Covid-19.

Y aunque la cantidad de empleados que están de regreso en la oficina ha aumentado poco a poco desde que las vacunas comenzaron a implementarse en los Estados Unidos, en algunos casos, los empleados han rechazado las solicitudes de regreso de sus empleadores. 

Muchos no quieren perder la flexibilidad que les da el trabajo en casa y se amparan en los diferentes estudios que comprueban que la productividad no solo no ha caído si no que, en algunos casos ha aumentado.

Sin embargo, por otro lado está el lado económico.

De acuerdo con El Economista, el negocio de renta de oficinas fue uno de los más golpeados durante la pandemia del coronavirus durante el presente año.

Y aunque los analistas anticipan que la oferta y demanda para espacios de oficina no mejorará hasta 2022, quizá pueda ser antes, pues aún hay muchos empleadores que piensan como Gorman y están ansiosos porque sus trabajadores dejen el home office.

Uno de ellos es David Solomon, el director ejecutivo de Goldman Sachs, quien esta semana lanzó un duro ultimátum a los trabajadores de la empresa.

Ya en marzo pasado, el empresario, había sido muy claro en su postura sobre el home office.

“Me parece una aberración”, dijo.

Incluso, de acuerdo a un estudio de la firma inmobiliaria Cushman and Wakefield, el 91% de empleados encuestados echa de menos la oficina, con un aumento del 83% de los que creen que el trabajo presencial permite interactuar mejor con los compañeros en la oficina. 

Además, crece en un 60% el porcentaje de personas que piensan que es más fácil mantener el sentimiento de pertenencia hacia la empresa trabajando en la oficina. 

¿Será?

 
Tags: