Economía

Volvió el súper peso

El peso se ha apreciado 5.92% frente al dólar en el último año. La cifra pone de relieve la excepcionalidad de la divisa mexicana en un contexto en el que prácticamente todas las monedas emergentes han perdido valor en relación al dólar en el mismo periodo, particularmente en América Latina. El yuan chino, el won surcoreano, el real brasileño, el rand sudafricano, el peso chileno y el peso argentino repiten este patrón de número rojos en 2019. Prueba de ello es que el índice efectivo del dólar de la Reserva Federal de San Luis ha crecido 8.39% en los últimos doce meses.

El consenso de analistas sugiere que este fenómeno se explica por el hecho de que los bonos soberanos de México cuentan con la mayor prima de riesgo para instrumentos de renta fija con el mismo grado de inversión. Añaden que la estructura de diversificación manufacturera de la economía mexicana (que la protege de las consecuencias negativas de cambios bruscos en el mercado de materias primas), así como la implementación de una política fiscal restrictiva abocada a mantener un superávit fiscal primario abonan a esta narrativa de fortaleza del peso.
 
Además, la moneda mexicana es la segunda divisa más operada a nivel global, con un volumen de 114 mil millones de dólares al día, de acuerdo al más reciente Reporte de Estabilidad Financiera de Banco de México.
 
La conjugación de estos elementos, aunado a la estabilidad política relativa del país (que contrasta con sus pares de América Latina), hacen de México un destino atractivo para la inversión de portafolio en un entorno global en el que existen más de 13 billones de dólares en bonos con tasas de interés negativas.

 
Tags: